La inclusión social, una oportunidad para Talca

|
Punto Lontue


Por Juan Carlos Díaz, alcalde de la Ilustre Municipalidad de Talca

Desde la Municipalidad de Talca estamos comprometidos con generar espacios inclusivos para todos. Sabemos que vamos por buen camino, pero aún falta mucho por recorrer. Y para lograr los objetivos que nos hemos propuesto necesitamos del apoyo de ustedes, nuestros vecinos.

Nosotros entendemos que la inclusión -más allá de la desigualdad de ingresos-, es una forma ampliada de integración que busca entender fenómenos tan complejos como la participación ciudadana, género y diversidad sexual, medioambiente, etnicidad, o la discapacidad.

Lo primero es tener claro que la exclusión no puede abordarse a partir de los ingresos que un individuo u hogar perciben, sino por un conjunto de variables como redes y oportunidades, o la capacidad de autodeterminación de las personas, la equidad, entre otros factores.

En distintas instancias municipales hemos adoptado la política inclusiva para con nuestros vecinos. No hay que olvidar que una de las principales competencias de los servicios de ayuda social es la prevención de las problemáticas sociales y que son intervenciones que refuerzan la inclusión.

Por ejemplo, desde que iniciamos nuestra gestión, nos hemos enfocado en el apoyo al adulto mayor, y a través de la Casa del Adulto Mayor, hemos implementado diversos programas de ayuda a todas esas personas que superan los 60 años y que aún pueden brindarle mucho a nuestra ciudad.

Lo que hacemos es trabajar en el área social, de bienestar y de salud. Uno de sus programas más importantes es “Mano a Mano”, donde los adultos mayores trabajan con nuestros profesionales (kinesiólogos, nutricionistas, asistentes sociales, psicólogos, y profesores de manualidades) que van a las sedes de los clubes de adultos mayores como una forma de mejorar la autovalencia.

En la pasada Fiesta de la Independencia pusimos, por primera vez, una gradería lateral destinada exclusivamente para adultos mayores, personas con movilidad disminuida y embarazadas, que también desean hacer parte de la programación cultural que disponemos para todos.

Pero no solo se trata de adultos mayores, en gran medida, la inclusión va dirigida también a personas en situación de discapacidad. Y en esto quiero hacer un inciso. Durante mucho tiempo se pensó en la discapacidad desde un punto de vista meramente médico, pero actualmente este modelo ha sido rebasado y ha dado paso a uno social que entiende que la “normalidad” está sesgada a favor de los estereotipos culturales dominantes.

En la mayoría de los casos sólo se define a los individuos con discapacidad a partir de lo que “no puede hacer” en lugar de enfocarse en sus habilidades y capacidades.

A través de nuestra Oficina Municipal de la Discapacidad brindamos todo tipo de talleres prácticos en escuelas especiales, así como diversas actividades de inclusión social. También, apoyamos diversos proyectos de emprendimiento para personas con capacidades diferentes.

Ofrecemos respaldo a las escuelas especiales en su labor por brindar aprendizaje en niños con discapacidad. Y evitamos confundir el concepto de inclusión e integración.

La integración se basa en la normalización de la vida de la persona con diversidad funcional, que le permita participar en actividades comunes. En tanto, la inclusión plantea el reconocimiento y valoración de la diversidad como una realidad y derecho humano.

Es por ello que también trabajamos por romper las barreras ideológicas o de sexo. Estamos ampliando las prestaciones de la oficina de la Mujer y acercando sus servicios a todas aquellas que cuenten entre 18 y 59 años, teniendo como punto central su salud y bienestar.

También, a través de la Unidad de Turismo municipal, estamos impulsando una serie de iniciativas respecto a trabajar en turismo inclusivo y accesibilidad universal. Hace más de dos años que se presentó el bus turístico, que ahora realiza recorridos especiales para grupos de personas con discapacidad visual, entre otras.

En el Departamento de Desarrollo Económico trabajamos en el Programa de Educación para Personas Jóvenes y Adultas (EPJA) para quienes tengan más de 18 años y no han culminado sus estudios de enseñanza básica o media, puedan finalizarlos de manera gratuita como una forma de apoyar las perspectivas laborales, la empleabilidad y las posibilidades de acceder a mejores ingresos.

Sabemos que en Talca no existe un entorno ni servicios para todas las personas, pero estamos trabajando para mejorar la calidad de nuestros servicios tanto para nuestros ciudadanos, para los migrantes, y para las personas que nos visitan de otras latitudes.

Con el trabajo de todos construiremos una ciudad más amable para personas con capacidades diferentes, sin excluir a nadie por su condición, raza, sexo o nacionalidad. Les pido que rememos todos juntos, seamos un ejemplo para el país y para el mundo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTICIAS MAS VISTAS DE LA SEMANA

Estudiantes recibieron exposición sobre campañas y métodos para proteger el medio ambiente

Las explicaciones se realizaron mediante presentaciones y videos descriptivos a más de 70 niños de 7° y 8° básico del establecimiento educ...

NOTICIAS MAS VISTAS

(C) Copyright 2018, All rights resrved Punto Lontue . Template by colorlib